El poeta coqueteador

El señor Jean Cocteau era, hasta ahora, conocido sobre todo por el gran público a causa de sus excentricidades de juventud.

Poeta y narrador, había coqueteado con los cubistas, los dadaístas, todo lo que se podría llamar “La escuela de Apollinaire”.

Son los errores de hombre de mundo que creía hacer bien siguiendo la moda.

El señor Jean Cocteau se espabiló. Nos da una de sus novelas más curiosas, más profundas y más patéticos que se hayan publicado sobre la guerra.

“Thomas el impostor” figurará en un buen lugar junto a “Cruz de madera” de Dorgeles, “Civilización” de Duhamel y “El Valle de la Luna” de Henry Jacques.

Es la historia de un joven loco, demasiado joven para ser movilizado que, fríamente, se compra un uniforme, juga a los soldados y muere como héroe.

Este resumen helado y expedito no sabría dar la impresión tan emocionante que se desprende de esta magnífica novelita. Que nos permita al menos subrayar la importancia del esfuerzo y la calidad de la obra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s