El poeta y el árbol

Saint-Jean-Cap-Ferrat, 24 de abril de 1956

Querido Milorad:

Le hablo con ternura. Quisiera verlo un poco caer del árbol – sangrar oro como las Reinas-Claudia. Pero a usted le gusta su árbol. Pero usted se aferra a sus ramas. No es egoísmo ni estética. Es otra cosa y todo eso que merece el término «otra cosa» me gusta.

Su J.C.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s